viernes, 23 de julio de 2010

- Cielo de un solo color -



...gloriosa Celeste, el cielo claro es tu bandera majestuosa; es infinita, la bandera mas grandiosa, la que siempre esta presente juegue o no juege URUGUAY (1)

Cuerpo técnico y jugadores:

Aquellos días cuando ya amanecía se veía el sol brillar por más que estuviera nublado; sabíamos que en un ratito jugaba Uruguay por la copa del mundo después de cuatro años de ausencia sobre el terreno que nos consagro en dos oportunidades como campeones del mundo y no estar en esa fiesta [ como siempre lo llamaron ustedes ] para nosotros era algo doloroso, algo triste que no tenía explicaciones; pero por suerte esta vez nos tocaba volver a decir presentes buscando el respeto y buscando trepar para llegar a lo más alto; quizás sin haber soñado tanto, pero realmente más que una gloria fue una enseñanza que nos supieron entregar .

Me niego a olvidar, aquellos días cuando jugaba Uruguay. El despertar tras no haber podido dormir bien, las ansias de que arranque ya a rodar la pelota era lo que me atormentaba en cada noche donde soñaba con verlos ahí, soñaba con verlos disfrutar de lo que más le gusta hacer y sobretodo con lo que vendría después. El reunirnos con amigos en la casa de mi abuela, donde ella siempre nos esperó a todos enseñando de su pasado en el fútbol viendo a Uruguay Campeón de aquel recordado Maracanazo que nos señaló con la historia y que nos hizo ser más grande de los que muchos creen o no entienden de lo que significa Uruguay .
El partido contra Ghana cuando ya estábamos en camino a seguir haciendo historia, a cambiar todos los años que atormentaban a nivel futbolístico de la selección nos hizo ver un partido con más nervios y ansiedad que los restantes partidos, porque sabíamos que no era un rival fácil, teníamos en cuenta que las subestimaciones estaban prohibidas dentro del mundial. Arranco el partido y todo era silencio, solo se escuchaba: "corre, pásala, patea, 'parado' " de nuestras voces y seguro que de la de ustedes también; pero al cierre del primer tiempo, cuando ya no había más nada por hacer llego el gol de ellos que congelo a todo un país entero. Sabíamos que como estaban dando todo se podría cambiar el panorama en el segundo tiempo y por suerte fue así. Otra vez Forlán; si vos el que siempre está en los momentos claves; tirando un tiro libre para meter el gol del empate y así hacer gritar nuevamente a más de tres millones de personas. Las caras de todos los que me rodeaban ya había cambiado con una sonrisa, pero de todas maneras no se puedo volver a concretar otro gol para esquivar el alargue y los penal. Llego el alargue y durante los dos tiempos fue un poco parejo para cada lado, los mirábamos muy detenidamente a ustedes y a través de sus gestos cansados no dejaron de entregar el corazón hasta el último minuto y ya cuando todo se terminaba y los penales estaban bien cerca llego un faul inexistente en contra que derivó en un centro donde en una seré de rebotes nos paro a todos de los asientos con el grito "saquenlaaaaa" y ahí apareció Suárez que con sus reflejos y su don de 'arquero' la saco con la mano forjando un penal y obteniendo la tarjeta roja. Desde los minutos previos a que Ghana vaya a patear el penal que si convertían nos dejaba afuera del mundial, pero siguió inconscientemente la enseñanza de ustedes a nosotros sobre saber que no todo esta perdido y siempre de algún otro lado podemos ganar el partido; y fue así que con el coraje y con el aprendizaje de que nada estaba perdido fue donde al tirar el penal y pegar en el travesaño donde aún más nos hizo darnos cuenta que la fe nunca hay que perderla ni en el último minuto de 'vida'. La ciudad exploto en un solo grito, creo que mucho más de que haya sigo un gol a favor de Uruguay y esperamos la tanda de los penales. Llegó el primero en los pies de Forlán que convirtió, vino el empate y ahora era el turno de Victorino que también convirtió, volvió a empatar Ghana. Llegó Scotti para poner en ventaja a Uruguay tres a dos y apareció el Gran Fernando Muslera, resaltando una vez más su excelente labor en la selección durante los partidos anteriores atajando muy bien lo que sería el empate de Ghana y dándole la pelota a Maxi Pereira que lamentablemente se fue por encima del arco pero volvió a aparecer Muslera para volver atajar; esto nos daba la ventaja que si convertíamos el próximo penal estábamos entre los cuatro mejores del mundo.
Llego Sebastián "Loco" Abreu y ahí es donde todo el país, ustedes y los uruguayos que estaban en Sudáfrica y en el resto del mundo dijimos todos lo mismo al mismo tiempo: "por favor loco, no la piques ...", pero vos lo hiciste de todas maneras y ahí fue donde te convertiste en tapa de muchos diarios en el mundo, de muchos títulos como: "Uruguay, Historia, Locura" con ese pique de tiro penal llevando la pelota muy despacio al fondo de la red.

Pasamos de fase y ya metidos entre las cuatro selecciones del mundo, el país volvió a explotar de alegría, las calles otra vez eran celestes y la alegría decía presente una vez más. Las imágenes se repetían en cada segundo, la mano que nos llevo al pena que fue marrado, el penal de Abreu, el golazo de Forlán y los huevos de oro de los restantes jugadores Celestes era de lo que se hablaba luego del partido . La fiesta por las calles de Montevideo y del resto del país era cada vez más extensa, la noche se preparaba para volver a festejar un nuevo triunfo Celeste en el mundial.
Llegaba nuevamente el Martes donde jugábamos contra Holanda [jugábamos porque éramos todos dentro de la cancha] y más ansiosos aún las horas previas al partido el país entero se volvía a paralizar, todos los ciudadanos no teníamos otro tema para hablar y fue así donde en el centro de Montevideo, con aquella pantalla gigante se volvieron a juntar miles de uruguayos a mirar el partido por la semifinal de la Copa del Mundo.
Como siempre en lo de mi abuela la multitud no dejó de soñar, sentados en el mismo lado, con la estufa prendida pero con el calor del ambiente por lo que se venía en unos minutos nada más.
Arrancó el encuentro y el partido lo iban manejando muy bien, sabíamos que no era para nada fácil pero que si habíamos llegado hasta acá era por lo que habían hecho ustedes y no por los regalos que se le dieron a otras selecciones, pero al rato llego un golazo de Holanda que enmudeció al país, dejando helado nuestros cuerpos y saboreando un poco ya de aquella 'amarga' tarde. De igual manera no bajaron los brazos y siguieron dando pelea hasta el final; por eso llego el empate con otro golazo que siempre nos caracterizó, más que nada en los pies de un jugador que no estaba al 100% como lo fue Forlán para con un zurdazo mandar la pelota al fondo de la red y así poner el empate parcial. El grito de gol fue eco en todo el mundo, no me acuerdo bien lo que hice en ese momento pero me saque la camiseta y por poco más me meto dentro de la tele para poder abrazarlos, para poder estar ahí alado de todos ustedes.
Entre tiempo ansioso y pocos cortes, el país con más fe que nunca se decía en cada minuto "no se puede perder, merecemos seguir ganando y seguir trepando hacia lo más alto que puede estar una selección". Arranca el segundo tiempo y el panorama fue gris para todos, llego un gol de otro partido y después otro; pero nunca bajaron los brazos y volvieron a demostrar que hasta el último minutos nada esta perdido y fue así ya cuando el tiempo se nos iba pudieron meter a la selección de Holanda bajo los tres palos donde encontrarnos el descuento que al final nos sirvió de mucho, pero no se pudo poder ganarlo y así llegar a la final.
Sonó el pitazo final del partido y las lágrimas sobre mi rostro caían desesperadamente, mi abuela con un fuerte abrazo me consolaba mientras yo frente a la tele no dejaba de repetir "GRACIAS MUCHACHOS POR HABER DEJADO TODO", estuvimos a un paso de la final, no se pudo pero se logró algo que hacía muchos años no se lograba y fue el respeto, las ganas y la fe que con compañerismo, garra y amor se pueden lograr objetivos lejanos para muchos, pero cercanos para ustedes, para nosotros. Las calles pese a la derrota de todas maneras se vistieron de fiesta, se inundó toda de festejos por todo lo que se había podido lograr y más que nada teníamos en cuenta que no nos fuimos del mundial, que no quedamos afuera, sino que no llegamos a la final pero que llegamos al final de la fiesta mundialista .
El sábado llego rápido y con un poco de tristeza, era el partido por el tercer puesto frente a Alemania y otra vez ustedes volvieron a demostrar la fe, garra, compañerismo y humildad al igual de todos los partidos que jugaron en este ciclo, sabíamos que nosotros éramos ya campeones, quizás no del mundo pero sí campeones del compañerismo y de la humildad.

En fin, cerrando este humilde regalo, estás humildes letras que no sé si algún día podrán leer quiero seguir diciéndoles que el Uruguay está agradecido por todo lo que hicieron en este mes, por mostrarle al mundo que en un pequeño rincón de América latina hay un país bi campeón del mundo y que la historia se puede repetir si la fe, el compañerismo y la humildad que ustedes mostraron sigue adelante en los tiempos que se vienen de ahora en más.

Gracias por dejar todo el corazón dentro de la cancha, gracias por enseñarnos humildad, respeto y creencia en ustedes, gracias por ser hombres con el corazón pintado de Celeste.
Un país entero más los ciudadanos que están en otras partes del mundo estamos completamente orgullosos de ustedes; gracias por tanta alegría.

Saludos,
Santiago.

1 - Golriosa Celeste - Canario Luna.-

4 comentarios:

anita dijo...

seguro que esas tarde en lo de tu abuela no te las olvidas mas. muy linda la carta santi y muy lindo como expresaste cada momento.

beso enorme y vamos uruguay.

BRUJITALOLIS dijo...

Parafraseando al genio "vamooo,vamooo arriba la celesteee" que orgullo Piojo tener un equipo como el que tienen,esa garra charrua que conmueve y para mi el enorme LOCO ABREU y un gol de revancha,felicitaciones por el papel desempeñado

Ikaryta dijo...

hablaste por muchos!!

Josefina dijo...

Igual a lo que dijo la persona arriba mio, hablaste por muchos y de la mejor manera.

Saludos.Josefina