martes, 27 de marzo de 2012

- . Perseverando . -



... Hay un único lugar donde ayer y hoy se encuentran y se reconocen y se abrazan. Ese lugar es mañana. (1)


Aquel sueño que permanece
sobre el frío otoño de marzo,
cuando sus lágrimas caen
y se amontonan frente a un retrato.
Aquel silencio que peturba
el frío nido de la soledad,
cuando te busco en mis sueños
y todavía no te puedo encontrar.
Aquel llanto del adios
sobre tu cama que se adueñó,
de tu cuerpo que pronto partió
y dejo su alma sin calvario.
Aquel hermano brindó
la semilla de la clarividencia,
y con su mujer me hicieron sentir,
tu presencia tan real.
Aquella espina del dolor
que no detiene su ardor,
y asi sin más se queda
postrada sobre mi corazón ...

- Santiago -

1 - Eduardo Galeano .-

1 comentario:

G a b y* dijo...

Hay dolores que se mantienen intactos, tal vez el tiempo los apacigüe un poco... pero tengo mis dudas al respecto.
Cada lágrima derramada construye un recuerdo renovado, tal vez fuera de nuestros ojos, pero sí dentro del corazón.
Besitos Santi, y gracias por regresar, me gusta leerte.
Gaby*